Las resinas epóxicas son polímeros termofíjos que se pueden polimerizar y endurecer con una gran variedad de agentes de curado, dependiendo de las propiedades finales y el proceso de aplicación para que el que se diseñan.

De la selección de dicho agente de curado dependerán características como: viscosidad, temperaturas de curado, propiedades mecánicas, térmicas, químicas, tiempo de manejo, gelado y curado, entre otras.

Las resinas epóxicas de uso más generalizado son las tipo Bisfenol A, las cuales pueden ser líquidas, sólidas o sólidas en solución, modificadas con diluyentes ya sea de tipo reactivo o no reactivo, aditivos para liberación de burbujas, humectantes, nivelantes y aceleradores así como cargas minerales y solventes.

Hay otro tipo de resinas epóxicas para aplicaciones más especializadas que pueden utilizarse de manera pura o como mezclas con las tipo Bisfenol A:

– Bisfenol F que poseen propiedades semejantes a las tipo Bisfenol A pero de menor viscosidad.

– Novolacas , que son resinas polifuncionales de alta viscosidad y rigidez, con altas resistencias mecánicas, térmicas y químicas.

– Flexibles en base a polietilen glicoles, son de baja viscosidad y se emplean para incrementar la elongación, resistencia                    al impacto y flexibilidad de las resinas tipo Bisfenol A.

– Hidrogenadas que poseen estabilidad de color y resistencia a los rayos UV.

– Bromadas que contienen bromo en su molécula lo cual las hace retardantes a la flama.

Las resinas epóxicas son entonces sistemas formulados especificamente de acuerdo a las necesidades de la aplicación para la cual se diseñan, dicha aplicación pudiera ser un adhesivo, pintura, recubrimiento de piso, herramental para la elaboración de moldes y modelos, encapsulante eléctrico, plástico reforzado con fibra carbón o vidrio, entre otros.

A continuación vamos a presentar una breve reseña de los agentes de curado más comunes en aplicación de adhesivos, pinturas y recubrimiento de pisos.

Aminas pueden ser del tipo alífatico , cicloalifático o aromatico, en forma pura , en forma de mezclas o modificadas como aductos o bases de Mannich.

Las tipo alifáticas son de muy baja viscosidad, muy reactivas, compatibles con las resinas epóxicas, rápido curado a temperatura ambiente o bajas temperaturas y bajo costo. Sus principales desventajas es que son volátiles, tóxicas y corrosivas , dada su reactividad y baja relación de mezclado. Mantener proporción de mezclado exacta es crítica .Generan blush y poseen una buena resistencia química y mecánica.

Las típo cicloalifáticas son de viscosidad media, reactividad alta a media dando mayores tiempos de manejo

que las tipo alifáticas que permite hacer mezclas de mayor cantidad, producen excelentes acabados de superficie lisa con alto brillo, de excelentes resistencias mecánicas y químicas, son más tenaces que las típo alifático. Poseen relaciones de mezclado más altas que las alifáticas por lo que sus proporciones de mezclado son menos críticas. Tienen buena estabilidad de color y buena adhesión. Su desventaja son de mayor precio. Si se curan con calor se mejoran sus resistencias. Muy populares en aplicaciones de acabados de pisos.

Las típo aromáticas puras son sólidas, lo que generalmente se presentan en forma de modificaciones para facilitar su manejo a temperatura ambiente. Poseen excelentes propiedades de resistencia mecánica y química, poseen resistencia térmica media. Su desventaja es la alta toxicidad y la necesidades de curarse con calor por mayor tiempo para desarrollar su máximo desempeño. Están casi descontinuadas en el mercado y producen acabados muy rígidos. Cambian de color rápidamente obscureciéndose con la exposición a la luz UV. Se emplean en encapsulantes eléctricos, adhesivos y plástico reforzado.

Aductos son de viscosidad media, poseen rápido curado y buenas resistencias mecánicas y químicas, son más resistentes a producir blush en la superficie que las tipo alifáticas, son de curado a temperatura ambiente y pueden modificarse agregando aceleradores. Precio medio y muy populares en aplicaciones de pisos para formular morteros y adhesivos.

Bases de Mannich son de viscosidad media, poseen rápidos curados a temperatura ambiente y también se recomiendan para aplicaciones a bajas temperaturas, poseen buenas resistencia mecánicas, químicas y mayor resistencia al blush que las tipo aducto.

Amidoaminas poseen viscosidad baja, tiempo de curado medio, proporciones de mezclado menos críticas, menor volatilidad , costo medio y color obscuro , dan flexibilidad al sistema epóxico comparados con las tipo alifáticas poseen resistencia química media , muy buena adhesión a concreto y pueden curar bajo condiciones de humedad, como no poseen buenas propiedades de película se emplean en la formulación de morteros , resinas de inyección de grietas y adhesivos. No poseen buena resistencia térmica.

Poliamidas poseen alta viscosidad, tiempo de curado a temperatura ambiente alto, baja toxicidad y volatilidad, buena flexibilidad y tenacidad, buena resistencia al agua y la corrosión. Costo mayor que las de tipo alifáticas y baja resistencia térmica. Tienen relaciones de mezclado menos críticas. Son populares en la formulación de recubrimientos anticorrosivos para metales, masillas, primarios y adhesivos.

Como podemos observar el abanico de posibilidades es amplio y el hacer una correcta selección de los componentes es el reto de un formulador de sistemas epóxicos para el encontrar el equilibrio entre propiedades físicas, mecánicas, térmicas, químicas y costo.